El transportador Redler o de cadena de arrastre, se caracteriza principalmente por su gran capacidad para el preferentemente, transporte horizontal sobre largas distancias, de un alto porcentaje de materiales a granel, como pueden ser: cereales, semillas, harinas y en definitiva, cualquier producto granular, permitiendo realizar descargas en cualquier punto de su recorrido, adaptándose a los diferentes procesos.

Bastidores formados por dos chapas conformadas en forma de “U”, una inferior y otra superior, que reforzadas y atornilladas entre si, forman los diferentes módulos en forma de tubo cuadrado o rectangular (en función de necesidades de la aplicación), por el que discurren guiadas, las cadenas con sus placas de arrastre.

Los ejes motriz y tensor se fijan a las cabezas de ambos extremos mediante soportes SN con rodamientos. Calados a estos ejes y en ambos extremos, se sitúan las ruedas dentadas, fijadas a los ejes mediante aros cónicos de expansión.

Las dos cadenas van provistas de aletas laterales, paso a paso, para la fijación de las placas metálicas de arrastre, que consecuentemente facilitan y aseguran un avance uniforme y constante del producto en el interior del transportador.

Las dimensiones de anchura y altura, la capacidad y la velocidad de transporte, dependerán del producto y de las necesidades específicas de cada instalación.

Capacidad de transporte máxima, en función de densidades, en torno a las 1000-1200 T/h.

Elementos auxiliares

  • Tolvín de caída
  • Soportes de apoyo
  • Bandeja inferior de recogida
  • Sistemas eléctricos de seguridad
  • Variadores de velocidad / Convertidores de frecuencia
  • Ventanas o visores laterales

Sectores de aplicación

  • Industria alimentaria y manufacturera
  • Arrastradores

    Arrastradores

  • Arrastradores

    Arrastradores

  • Arrastradores

    Arrastradores